Searched For

Master en RRHH y Competencias

La semana que viene participamos en la Universitat de Lleida, como Profesor de Liderazgo y Competencias.

Sin duda un reto importante para esta joven Universitat,  pionera en los programas duales y que demuestra su sensibilidad  entre  UNIVERSIDAD/EMPRESA, y sobre todo, evidencia  que sí se quiere, se puede;  ofreciendo uno de los Programas de Master más completos y atractivos del panorama académico estatal.

“Liderar en tiempos difíciles” este es mi reto.

El liderazgo femenino en Teresa de Jesus

Una iniciativa del Instituto de PRL de Oviedo, nos ha permitido compartir con un colectivo de personas, del mundo del trabajo y la salud, una jornada para inspirarnos en la personalidad de Teresa de avila, que 500 años antes nos mustra los caminos del liderazgo en femenino.

La soledad y la crisis

 

En los últimos 50 años he tenido que pelearme hasta con 5 crisis, que recuerde y lo digo sin contar con la primera que me pilló buscándome la vida a los 15 años, después de dejar el hogar paterno, lo cierto es que no me gustaría reiterarme en estos “tópicos” a la moda, como que las “ crisis son oportunidades”, o lo que “no te mata te hace más fuerte” , aunque confieso, que ambas son ciertas, el tema está que en esta ocasión , la crisis ha despertado de una vez  las auténticas miserias de nuestra naturaleza. Sí, si , no te alarmes, será porqué uno con los años, tiene más conciencia de lo que pasa, pero creo que lo más trágico de esta crisis  es que además de volvernos más pobres, ha puesto en evidencia nuestra soledad y esto es más horroroso que la propia pobreza, algo atenuada, en un país como el nuestro.

No creo que debamos sentirnos culpables de ser como somos, no sería justo, pero hay algo o mucho, que no hemos hecho bien y aún suena peor, para los que no son capaces de pararse a analizar las causas reales de lo que pasó y objetivar, lo que nos espera en los próximos años.

¿O acaso es normal, que casi la mitad de los jóvenes entre 25 y 40 años, no tengan trabajo, o tengan que emigrar , o que no tengan esperanza en su propio entorno?; que la mayoría de adolescentes sean tratados como veletas al viento del marketing, ante la impunidad de políticos y progenitores es grave, que estén desamparados ante este consumo voraz, traducido en tablets ó multijuegos y a la vez esclavos del Phone, reacios a la cultura, sacrificados a comunicarse telemáticamente y en el mejor de los casos, excépticos ante el desafio de un mundo empresarial vendido a los resultados, todo eso tiene que ver con la educación y de ello, con perdón, somos responsables.

No sé si las crisis sirven para mejorar, pero seguro que después de ellas, nunca somos los mismos, se supone que hemos aprendido a hacer las cosas mejor, pero ése no es el caso y nos damos cuenta, simplemente mirando a nuestro alrededor. Puede que haya subido la ocupación pero a costa de bajar los salarios a nivel de hace 10 años, tampoco somos más listos, porque nos seguimos dejando engañar por la vulgaridad de la telebasura y por inacabables sesiones de anuncios que duran como un telediario. Parece que ahora se justifica todos con el descubrimiento de la moda de la  ecología,  pero lo que pasa es que acabamos pagando más por casi lo mismo y el vino sin sulfitos es peor que el otro. Se quiere resolver la felicidad de la gente a base de hacerlos adelgazar, ponerles botox o siliconando, ignorando que la auténtica belleza está detrás de los ojos  de una persona feliz.

Hemos cambiado de talla, pero  no de hábitos, se pretende perder kilos y creencias poco entendidas, pero nadie sabe si la alternativa  materialista es mejor; los gurús aburren hablando de reinventarse, pero nadie quiere cambiar, sino le garantizas que ganará con el cambio, nos creemos que tener más formación es cuestión de hacer masters, cuando lo importante es conocerse a uno mismo y confiar, olvidamos que los cimientos de una buena educación, deben ayudarnos a descubrir nuestro talento y aprender a desarrollarlo.

Y claro está, lo que ocurre socialmente trasciende a las empresas y la mayoría han cambiado el conocimiento y la capacidad mentora de gente de 50 años reemplazada por jóvenes con cierto potencial y mucha teoría, pero con poca experiencia, formada con cierta mediocridad y sin la seguridad de que sepan liderar con alguno de sentido común y con cierta ética. Nos iluminan los resultados, las oportunidades de las star ups tecnológicas, sin pensar que la mayoría aportan poco valor añadido para mejorar la sociedad y claro, después tenemos los fracasos de los mandos intermedios, que no se entienden con sus equipos, porque ni siquiera se comunican y al final se  acaba trabajando por necesidad, pero sin ninguna ilusión ,ni motivación, ni compromiso y éste es el modelo.

No haría falta saber mucho, mejor conocer y haber vivido un poco, tomando referencias de ello y alineándose con un  proyecto de vida, a esto se le llamaba experiencia y al menos a mí me sirve para no perder la esperanza, está claro que a los míos, no nos falta la ilusión de construir un mundo mejor para nuestros nietos, aunque sigamos dudando de que la auténtica evolución sea  conseguir que la gente sea menos autónoma, tenga menos cultura/criterio y probablemente sea incapaz de decidir que hacer con su vida, seguramente ésta es la peor soledad.

Más alla del líderazgo femenino

Vivimos momentos excepcionales en que los ruidos de este confuso entorno, parecen ahogar las buenas palabras y las iniciativas, de mucha gente que con esfuerzo y trabajo, nos recuerdan, que otra forma de dirigir es posible, si pensamos en una economía más cooperativa, solidaría y ética, que se preocupe mucho más del desarrollo de las personas, que de los productos, pues en su mayoría ni siquiera necesitamos.

Y en estos tiempos tan complejos, también suceden acontecimientos, que invitan al optimismo de reinventarse. Una de estas cosas buenas de este inicio de otoño, ha girado y no es casualidad, en torno a la figura de Teresa de Jesus, escritora, santa y sobre todo emprendedora, cuya lección de vida, más allá de su genialidad , es desde mi modesta opinión, un enorme referente de liderazgo femenino, aplicable perfectamente a los momentos de ambigüedad al que se avocan muchos empresarios y empresarias, enfrentados a un mundo global, competitivo y que necesita completarse cada dia con  innovación, para que siga fluyendo la economía.

No sería casualidad, que en día tan señalado como el pasado 15 de octubre, mientras presentábamos con mi experto colega el Dr.Jaume Llacuna, una jornada en Ciencias del Trabajo , de la maravillosa Universidad de Granada, compartiendo con los asistentes, la realidad de Teresa de Jesus como “ una monja contemplativa que trabaja y un referente de liderazgo femenino”; en este mismo día, se reunían en Barcelona con motivo del Women 360º Congress, centenares de mujeres, directivas, empresarias y profesionales, para hablar y analizar  la forma de dirigir en femenino, que en mi opinión, es mucho más que una complementariedad, ante los retos que  nos depara un futuro incierto.

Entiendo que el rol más importante del líder, además de esta visión y misión que le lleva a perseguir sus objetivos, alineando recursos materiales y humanos, debe ser el compromiso individual de llevar adelante este proyecto, con independencia de otra condición como edad, sexo o posición y este liderazgo debe ejercerse desde la ética y con el propósito de generar riqueza y bienestar tanto a las personas que coinciden en el proyecto, como a la propia sociedad.

A través de mi experiencia personal como ejecutivo vinculado, en los últimos 20 años al mundo de los recursos humanos complementada con la formación en competencias transversales impartida en la universidad, escuelas de negocios ó la formación in-company, he descubierto que no existe una sola forma de liderar, que además la complejidad de las empresas y las personas, impone sistemas diversos y que todo pueden funcionar, pero mejor, cuando existe un liderazgo holístico y a la vez humanista.

Es tan importante poner en valor, tanto los proyectos, como la gente que trabaja con ellas, por ésto y en los tiempos que corren, además de estudiar y copiar modelos de éxito de nuestro tiempo, que en la mayoría no van más allá de la acumulación de ganancias a corto plazo, normalmente para el beneficio de pocos, también podrían inspirarse  en otros líderes, aunque sean en femenino y sin que su utilidad sea económica, pero, cuyos proyectos han durado, más de 500 años.

Teresa de Avila, empezó con una fundación y 5 monjas y su obra abarca actualmente 1.400 conventos, en 120 paises, con 12.000 monjas y 5.000 frailes. A pesar de que como ella misma decía “Cada dia me espanta más , el poco talento que tengo en todo” .Pero que añoramos en el mundo de la empresa, este coraje, persistencia y congruencia, que por fortuna seguro que podemos aprenderlo y nos servirá de inspiración , para descubrir el misterio de la vida y ser felices en el camino.

Liderar con valores

Cuando uno lleva subido en una moto más de 50 años, sabe que hay muchas formas de caerse, lo importante es saber hacerlo y lo peor es que alguien te tire de la moto.

No me voy a cansar de “predicar”, esto sí, basándome en hechos constatados y nada de boquilla, que estamos al final de un ciclo, en una grave crisis como seres humanos también cultural y posiblemente de sentido vital, porqué nos hemos abocado a una economía de consumo, de voraz competencia y primado por la codicia despótica, obviando la cooperación, la solidaridad  que nos llevarían a la tolerancia y la compasión, en vez de eso, alguien se ha empeñado, en evolucionar a base de tecnología, obviando que la evolución, no significa progreso.

Lo de las motos, tiene para mí un sentido, primero porqué soy motero y además de moto gorda, ruidosa y especial , segundo porqué los de mi generación, que soñamos un dia con el Easy Rider, John Kerouack, la 66  y los corazones rebeldes, tenemos un código interno, como lo tienen los navegantes o los tuaregs y que significa ayudar al compañero, un quid pro quo que supera todo, porqué nace de la libertad y no tiene nada que ver con la competitividad o el marketing y tercero, porque creo que sólo se aprende a vivir , tratando de entender el sentido de lo que hacemos todos los días.

A ningún motero auténtico, se le ocurriría jamás, dar una patada a otro , ni siquiera mediando provocación; el espectáculo que ofrecieron dos pilotos de GP el 25 de octubre, es una vergüenza para todo deportista, más allá de las razones que tuviera el tal “dottore”por justificadas que sean y que han puesto en evidencia, que estamos en un modelo de sociedad, en el que “todo vale” ya sea en política, en economía de empresa, en justicia ó en deporte; por tanto una demostración de que la ética, la moral o los valores, los dicta la economía y por ello podemos justificar desde el aumento del desequilibrio social que és galopante, la superpoblación, la contaminación o incluso las guerras, será porqué el márketing ha llegado a empujar la fabricación de armamento  o porqué se ha perdido los escrúpulos?

Recordando a Foucault, estamos convirtiendo en “normal” lo cotidiano y estamos subordinando nuestra vida a unos principios que no hemos elegido y a un final que seguramente será más trágico de lo que creemos y todo, porque no hemos sabido elegir a nuestros líderes y en su lugar seguimos el mandato de lo que nos enseñan en televisión, entonces, ya que nos hemos olvidado de pensar, pues nadie escucha a los filósofos ni a los maestros, que por lo menos no perdamos la capacidad de comprender y amar, pues en aquel momento dejaríamos de ser humanos.

Las otras guerras

La humanidad no puede vivir sin guerra, no hay un solo dia en la historia, sin  ella, pues el conflicto es tan humano, como la ambición, la envidia y los pecados capitales, nos gusta lo que tiene otro, ya sea petróleo, oro, bienestar o incluso conocimiento-si es gratis- quizás la lucha de la evolución no sea tanto para vencer ó aprender, sino para conquistar y vivir de ello.

Hoy me importa centrarme en otro tipo de guerra empresarial, que es la guerra por el talento,  en la medida en que se va disipando la crisis del 2008 y cuando se han ido colocando muchos profesionales, hijos de los primeros masters del siglo XXI y  después de  adquirir cierta experiencia en algún sector, estos jóvenes más o menos emprendedores, empiezan a mirar por encima del horizonte  oteando nuevas posibilidades, que les permitan rentabilizar lo que creen saber y lo que saben de verdad.

Esta “guerra por el talento” es transversal a todos los sectores y a pesar de que muchas empresas, aún no han descubierto el estilo de liderazgo que debe llevarles a  desarrollar su proyecto a medio plazo, tampoco les preocupa demasiado, porqué ya nadie piensa más allá del mes próximo, incluso los expertos en tendencias, afirman que el factor moda es transgresor y plural , baste cierta originalidad(aunque sea copiada) una buena difusión social y un segmento bien definido, para que la gente lo siga  y..¿después? quien sabe, tampoco importa si era un proyecto perdurable, porqué hoy  la ocupación funciona mientras dura el  valor añadido  que aportas , o sea trabajaremos enlazando proyectos.

Lo que nos consuela , es que normalmente el talento va , donde se siente bien tratado y por ello muchas empresas se esfuerzan cada vez más en gustar más a su gente, priorizando la flexibilidad laboral, la comodidad , los incentivos de cierto bienestar, incluso las sonrisas que deben “comprar”voluntades  y  algunas, hasta ofrecen formación, lástima que no siempre se aproveche.

Es cierto que tenemos un grave problema de liderazgo , sobretodo en los intermedios,  sin referentes profesionales, ojalá en hostelería tuviéramos muchos Adriá, o Roca ó Arzak´s, para que los jóvenes pudieran mirarlos, pues sólo el esfuerzo no les vale y  casi nadie está contento con nada y seguimos remando en sentido contrario, creyéndonos lo que nos cuenta la tele, ignorando lo que nos cuentan la gente que lleva 30 años trabajando, dejando de buscar en nuestra intuición y nos dejamos manejar por el marketing , esperando que llegue el pelotazo y no tengamos que trabajar más,  nada de eso vale, necesitaríamos gente que nos regale píldoras para soñar y nos devuelva la ilusión para que nuestra vida sea un proyecto que realmente nos llene y nos haga felices, pues sólo así los que están a nuestro lado, seguro que lo disfrutarán.

Nadie importa más que todos!!!

Vamos a dar la Conferencia previa al Inicio de Curso en el Col.legi Montessori-Palau en Girona, reflexionando sobre como debemos reinventarnos y afrontar el futuro, con optimismo y aprovechando nuestros recursos.

Aprender a hablar en público

PLAN DOCENTE

Traspasar los miedos.

Las etapas de un buen discurso.

Como resolver errores frecuentes.

El ejemplo y el método.

Prácticas sobre casos reales.

Para ampliar información sobre estas conferencias o elaboración de contenidos a medida por favor contacta con formacion@miquelbonet.com o Tel. +34 609 889 490 (Oficina privada).

Honorarios profesionales a partir de 1000 Euros. A efectos de coordinar las fechas disponibles, rogaría pudiera realizarse una previsión del acto, con dos meses de antelación. Siempre sujeto a disponibilidad. Los suplidos derivados por traslados , hoteles y otros gastos se facturarán aparte.