Searched For

CONCIERTO SOLIDARIO

“la cultura de un pais se mide por como trata a sus animales” Gandhi. Si quieres mañana dia 23, me encontrarás con la gente de “LA PUÇA NETA” con losl amigos Kiko y Josep lluis, que es la persona que sabe tratar mejor a tu mascota. el de Cultura de Valldoreix (Sant Cugat)

Te quedas o te vas

No es porque lo diga Zigmunt Bauman, esta gran persona “pequeña”en estatura, pero inmenso sociólogo y entrañable profesor polaco de 88 años, que vive sin móbil, al tiempo que nos recuerda que estamos en un modelo de sociedad”pretaporter” en el que nada permanece el tiempo suficiente para solidificarse y ser referencia para generaciones venideras, y por tanto todo, se convierte en onírico y líquido, recordando aquellos relojes que se derraman en los estantes, de mi admirado paisano Dalí.

Para la mayoría de la gente, quizás por la excitación que producen los cambios tecnológicos, que llevan muy al dia, supongo que para huir del esfuerzo de pensar por sí mismos, pues para ellos, para este colectivo rebautizado como “cool”, antes bastaba con ser “moderno” parece que con la innovación de la tecnología , estamos evolucionando, pero ¿de verdad crees que mejoramos la vida de la gente?, creo que no, la posesión de una tablet , el Smartphone, la pantalla plana o bajarse miles APP´s, que yo sepa, no sirven, ni para para la hipoteca, ni para que te den un empleo, ni te hacen más sabio, ni valen para comunicarte mejor, por muchos SMS, que mandes, nunca comunicarás mejor, con mirar los ojos de tu interlocutor, escuchar su voz , transmitir o compartir una emoción personal.

Me temo que con toda esta borrachera de la innovación, cuya resaca se está eternizando, nos hemos dejado por el camino, muchas cosas y por ejemplo en la educación y formación que es mi campo, dar más herramientas a los alumnos, no los convierte en más listos, o sea que no funciona, ni tampoco, lo que hacemos en la universidad que es enseñarles a PENSAR, en vez de de ayudarle a COMO PENSAR, porque en el mundo laboral al que se van a enfrentar, no les van a pedir lo que saben, para eso está google, sino QUE saben hacer, con lo que saben y eso es otra cosa.
Entender la tecnología como un fin en vez de como un medio, ha sido uno de los horribles errores, que han llevado a este país, al desperdicio de diez años(1997-2007) en los que disfrutamos de bonaza económica , acompañada por ingentes ayudas de la UE, no hubieran permtido construir estructuras y los cimientos para mejorar nuestra economía, favoreciendo la creación de empresas, y sobre todo para hacer un proyecto educativo, más competitivo y más eficiente, a fin de que nuestros jóvenes, estuvieran mejor preparados de base, en sus valores y en su actitud, sobre todo, para asumir los retos que deberán afrontar en su vida profesional.

En vez de eso, bajo el señuelo típico de la cultura del país, que no es otro que el “pelotazo”, la ley del mínimo esfuerzo y el triunfo de las oposiciones, frente a la libertad de asumir riesgos, o trabajar para otros, pues se liberalizó el suelo público municipal, inspirándose la corrupción a través de la construcción, que todos conocemos, se protegió a los bancos, en vez de limitar y controlar su desmesurado crecimiento y se descuídaros los eternos problemas pendientes de la sociedad.

A la gente , para que le sirve a la gente que le construyan autovías o AVES, si no tiene donde ir, porqué tanto pabellón polideportivo y tanta obra pública, que no era imprescindible, mientras hay escuelas que están casi en barracas . Cuanto dinero perdido, y cuantas oportunidades despreciadas.

Aunque no sea frecuente, algunos tenemos cierto sentido común, sabemos que cualquier herramienta , sirve para hacer más eficiente una función, pero claro debe haber antes una función, u objetivo, una dirección o un proyecto, y por desgracia, ni siquiera hay proyecto de país, diecisiete comunidades, en los que cada uno va a la suya , sin ninguna coherencia.

Se está diciendo por ahí, para mí, de forma perversa, que nuestras últimas generaciones son las mejores preparadas ¿para qué? ¿Es que se quiere justificar un modelo educativo del que ahora se reniega? Digo yo y no sé de que les van a servir muchos títulos o masters , algunos , con dudosa rigidez académica, cuando no se ha tenido en cuenta, que necesitan y que van a pedir la empresas, cuando estos miles de jóvenes acaben sus estudios.

Y mientras tanto, nos olvidamos de la FP, de aquellas profesiones auténticas, que siguen un ciclo lógico de aprendizaje regular y que espero sigan y se mejoren , con propuestas valientes de algunas universidades, como en Lleida, de la mano de la Dra Sofia Isús, promocionando el modelo de alternancia , como en Alemania o Francia, a fin de que se puedan simultanear teoría y práctica en el proceso educativo, así por lo menos , aunque nuestros ingenieros se vayan a Alemania, a desarrollar y poner en práctica lo que aquí han aprendido (pagándolo con nuestros impuestos), por lo menos tendremos buenos lampistas, mecánicos, impresores o contables.

Concluyendo, no caigamos en el pecado de la soberbia tecnológica y si realmente queremos que nuestros hijos , sean capaces de construirse un futuro entre nosotros, más vale que desde la infancia inspiremos, el espíritu emprendedor, no sólo para crear empresas, sino para que sean capaces de aprender a mirar mucho más lo que pasa a su alrededor, en vez de las “pantallitas virtuales”, provocar que tomen decisiones valientes y se equivoquen a menudo, señal de que ha intentado algo, y si seguro que si prescinden, de cuando en cuando, aunque sea para compartir las comidas con la familia, de todas lo virtual, se darán cuenta que tiene familias, si fomentamos que se levanten temprano, crearán hábitos sanos y si les enseñamos a escuchar los silencios, tendrán tiempo de pensar en sí mismos y en su proyecto de vida, quizás así conseguiremos que no huyan de nosotros ó por lo menos ,seguro que serán más felices.

Conferencia magistral en la Semana de la Prevención

Nos vamos a Martos (jaen) donde hemos sido invitados por el grupo Valeo, para la Conferencia Inaugural, bajo el título de “Pasión por la Prevención”, en donde podremos explicar y compartir la importancia de la cultura preventiva, como uno de los valores decisivos, para empresas responsables como la que visitaremos, estos encuentros constituyen un verdadero honor y un auténtico placer y reafirman nuestras creencias más seguros , más competentes

TALLER SOBRE ICONOGRAFIA

Vamos a realzar un Taller en la Escuela de Publicitat i RRPP de la Universitat de Barcelona, en el que presentaremos las obras iconograficas, más representativas del Siglo XX, destacando desde el expresionismo de Kokoshka, a la influencia de los grandes dibujantes de Comic y su aportación decisiva como mensaje de marketing, en este siglo.

Buscando Soluciones para el empleo

Organizado por la ACUP y LA CIT. Hemos compartidos con los Rectores de las Univresidades Catalanas, las Patronales y Expertos del mundo laboral , un fin de semana de debate sobre el Mercado de Trabajo y El Capital Humano, dentro del marco del Monasterio de Poblet

Si no educas ,no cambias nada

Nace Bmooc-Barcelona-School-plataforma-online-de-formacion-empresarial-abierta-y-gratuita. Bmooc es una nueva plataforma educativa pensada para la formación empresarial de manera online y gratuita. Ya sea que deseemos afianzar nuestros conocimientos en diferentes áreas de Marketing, Finanzas, Recursos Humanos, entre otras temáticas empresariales, encontraremos una serie de diferentes cursos que podemos tomar. y estos están divididos en pequeñas capsulas de 5 minutos aproximadamente

SOMOS NOTICIA

Sino fuera por la pereza

Si no fuera por la pereza. Por Miquel Bonet, Profesor, abogado, autor de “Búscate la vida”

No nos engañemos, a casi nadie le gusta trabajar, como no gusta madrugar por obligación, adoramos el ocio y nacimos para el libre albedrío, posiblemente el trabajo viene de esta maldición bíblica y como humanos, somos sensibles, vulnerables y por tanto débiles y muy cobardes para disputarle a la pereza las grandes dosis de dopamina y serotomina que proporciona el placer de no “tener que trabajar” para vivir.

Naturalmente hay dos excepciones, los workaholics , como se denomina en USA a los adictos al trabajo y los que convierten su trabajo en razón vital, seguramente cualquiera de las dos opciones, es peligrosa , pero la situación resulta paradójica para el momento en que vivimos.

Ya sé que mucha gente no está de acuerdo, pero no voy sobrado de sensibilidad y prefiero la vehemencia, para interpretar la realidad y además me gusta la historia, y especialmente la filosofía de la existencia, lo que me lleva a la creencia de que uno de las razones clave es que nos vence la pereza, claro está, que todo el mundo la quiere excluir, supongo que por vergüenza o por ser una frase muy “antisocial”y no nos gusta que nos lo digan, pero honestamente somos gandules por naturaleza, no es lo mismo madrugar para irse de vacaciones o para ir al trabajo , si no aceptamos esto, como explicar lo que está pasando?.

El tema, es que en la vida, hay que tener un plan y ¿Quién tiene algún plan para su vida? Porque no preguntamos a este 54 % de jóvenes que no tiene trabajo, cuál es su plan de vida y que están dispuestos a hacer para tenerlo, supongo que el primer problema que hay es la comunicación, que no tienen que ver nada con las nuevas tecnología para informar, pasar el tiempo, o coleccionar datos, yo hablo de escuchar y de influir, porque como diría Victor Hugo, si no escuchas no conoces y esta sociedad se oculta detrás de su “maquinitas” –observen la gente en la calle, en el ascensor o en un bar- todo el mundo tiene móvil y se olvida de sus orejas, que no hace falta cargar, pues se prefiere el mensaje escrito, el gráfico, el juego ó el Watsapp, que mirar o tratar de comprender a otra persona. 

La reflexión que debieran hacerse los políticos, que lideraron la burbuja desde el 98, al 2006 , es que en menos de 10 años, acabaron absolutamente con una generación, a la que le explicaron que no hacía falta esforzarse , ni competir, para conseguir el señuelo de una calidad de vida y así fomentaron la mediocridad, no hay que extrañarse que más del 50 % de mis alumnos universitarios, aspiraba a ser funcionario, con o sin vocación.
La palabra de moda que cerró el siglo XX, era la conciliación y el “tiempo libre” para desconectar se decía y así muchos jóvenes adolescentes “desconectaron” de la formación clave para aprender un oficio, abandonaron sus estudios, para obtener unos ingresos en un sector maldito como la construcción y otros muchos universitarios, creyeron que enlazando el grado con un master garantizaba un empleo, sin advertir que los empleadores, quieren gente que “sepa hacer” porque el simple saber está en google y para ser competente, hay que dar cuerda al talento y practicar mientras se aprende. 

Pero lo peor de todo, es que abortaron miles de vocaciones de futuros emprendedores, olvidando que la creación de empleo –vergüenza del país- la fomentan los emprendedores y que este tipo de personas, no nacen espontáneamente, sino que surgen a partir de la educación, los referentes sociales y un contexto cultural que favorezca la iniciativa personal en vez de condenarla.

No es cuestión de buena o mala suerte, sino de ser capaces de vencer el mayor enemigo que tenemos, que es el culto al ocio, o la negación del valor esfuerzo, ahora reina el imperio de la pereza y se reniega de aquellos aquellos principios que permitieron a las generaciones de la postguerra superar la mediocridad, trabajando, innovando y mejorando para dar un futuro a sus hijos. No perdamos de vista que, al final no hay otra fórmula para aumentar la productividad, que trabajar, y saber más que los demás, en ambos casos despende del esfuerzo , ya que curiosamente, la suerte, sólo se engancha al sudor.

¿Porque cuesta emprender?

Porque cuesta tanto, emprender. Por Miquel Bonet, Profesor, abogado y autor de “búscate la vida”

Hace unas semanas, impartimos de nuevo, el curso de emprendeduría, que diseñamos en su dia, con el equipo del SAE, de Ubfeina, para ofrecer alternativas laborales a los alumnos de la Universidad de Barcelona y del que somos pioneros en el país, desgraciadamente no existe una demanda persistente de aprender esta materia, por parte de los alumnos, sino, porqué hemos entendido que tenemos una misión, como educadores y que no es otra, que tratar de acompañar en la inserción laboral de los estudiantes, que han cursado un Programa en nuestra Universidad.
Precisamente , porque somos conscientes que al mundo del trabajo, le preocupa mucho más lo que los universitarios, son capaces de hacer con lo que saben, que el simple saber- para eso tenemos Google- pues, hace más de 20 años, que entendimos, que es necesario, superar los estudios troncales, porqué el mundo, de ahí fuera, va a exigir a la nuevas generaciones, capacidad, competencias y una actitud, que obviamente no depende de nosotros, pero al menos, van a tener la oportunidad de conocer el nivel de exigencia y cierta metodología, ya que la motivación y las ganas son opcionales.

No obstante, tengo la impresión personal, que este esfuerzo a menudo, se disuelve como un terrón de azúcar en el mar, porqué falta la fuente inspiradora, que no es otra cosas que los referentes sociales y personales, que hoy por hoy y a tenor de la devaluación de valores y los alarmantes vacíos de nuestro modelo de sociedad , parece difícil que puedan influir en nuestros alumnos.
Nos llenamos, la boca y nos regalamos los oídos, cargando sobre las espaldas de nuestros universitarios, la responsabilidad de señalarlos como la generación mejor preparada que jamás ha existido y nos quedamos tan anchos, porque ni siquiera matizamos lo que significa “preparado”. ¿Qué és esto? O ¿es que significa la tecnología , la innovación, el ritmo vertiginoso del cambio, cuando se pueden eludir, algunos valores de siempre? Hemos desertado de los métodos tradicionales de aprendizaje, sin otra alternativa; sobra demagogia , como sobra “masteritis” esta extraña enfermedad, que pretende actuar como vacuna, frente a la asunción de responsabilidad y la madurez, que sólo llega practicando.

No nos engañemos, aplicando un poco de sentido común, sabemos que para dar trabajo a más de 5 millones de personas, o a la mitad de nuestros universitarios, sólo hace falta , favorecer la creación de empresas y eso , supone, recuperar el espíritu emprendedor, ayudar a la gente a que supere sus miedos, impulsar sus iniciativas, felicitarlos por los fracasos, porque significan intentos de éxito y que siempre acaba llegando, porque forma parte del proceso de aprendizaje.

Los docentes, que representan la mayoría de mis lectores, y a los que no tengo que enseñar nada, saben perfectamente, que lo que no se consigue con la educación no se consigue de ninguna forma y no sólo por causa de las ambigüedades de los políticos que nos han cambiado 7 veces la ley, en los últimos 27 años, sino que el caminos que deberíamos hacerlo juntos padres y maestros, y por tanto, este futuro que se deviene muy competitivo , complejo y hasta mareante, debe vertebrarse sobre unos pilares, que empiezan en la primera formación.

Como modesto profesor de comunicación, me pregunto a menudo, porque la gente se expresa cada vez peor, o por lo menos, noto que muchos alumnos, que vienen con los grados, prácticamente finalizados, son incapaces, de expresar y defender una idea, con cierta estructura, pues simplemente, no están acostumbrados, porqué no han practicado el “debate”, el discurso , ni siquiera saben defender su criterio –los que lo tengan, claro- porqué por desgracia, la ausencia de lectura y la devoción por las Apps, Phones, tablets…..provoca cierta decadencia, también en las formas de expresarse.

Quiero concluir, enfatizando las crisis, que los grandes discursos, que se publican en los medios, en conferencias , y como no, en muchos debates de tertulianos, normalmente teóricos, casi siempre, sus recetas apuntan a la innovación, la reinvención personal a partir de la autoconfianza etc y yo pienso que todo esto está bien, pero la gente apenas tiene confianza en sí mismo, porque el entorno de corrupción, de deslealtad y de consumismo bestial, no da ninguna confianza y ¿como se va a motivar alguien con 600 euros al mes después de pasarse 8 años en al universidad?, naturalmente que hay que innovar, pero para ello, habría que recuperar el sentido de la vida, o sea la misión y la visión y precisamente los educadores tenemos “la misión” de ayudar a nuestros alumnos a descubrir su potencial, a confiar en su talento y si es posible a ser felices y así ganamos todos.