La-suerte-de-los-tontos

Supongo que nos ha pasado a más de uno, que al enseñar y después  iniciar a alguien en un juego, ya sea de mesa o en campo abierto, por alguna razón el primer dia resulta ganador, supongo que esta paradoja se produce por distintas razones y una de ellas debe ser que los demás habituales, bajamos la guardia ante el neófito o puede que inconscientemente le dejamos ganar , para que se anime.

Esta situación es muy común en nuestro país, y sucede tanto en el mundo empresarial, lo he podido comprobar con algunos “fichajes” que parecían espectaculares y que al poco tiempo destacaban las carencias y  casi nos hemos acostumbrado  a verlo en la clase política en el dia a dia, especialmente en los ayuntamientos, pues  a menudo no son suficientes los buenos propósitos que algunas veces-aunque parezca mentira- alguno y sobre todo alguna ciudadana los tiene, sino que se requiere capacidad de gestión, la palabra mágica para que funcionen las cosas.

Sin duda este es un pais de gestores, seguro que sí, pero de los que yo digo por cuenta propia, porque el beneficio personal , el ego, el justificante y la manipulación, forman parte de la genética de un país, que ha sobrevivido siglos, soportando la desigualdad mientras se ha podido sobrevivir de alguna forma. Por ello, nadie se sonroja -ya que tampoco se recuerda- cuando se “regalan”1.300 millones, de los españoles,en el tema Castor, o las afirmaciones del entonces ministro Soria, cuando en 2013, afirmó que se congelaría el precio de la energía, que en estos días ha subido un 42 % respecto al pasado año, sin que nadie denuncie que la mayoría de ex-dirigentes están colocados en las 10 mayores empresas del país como “consejeros” ¿de qué? y salarios de seis cifras, todo parece estar bien mientras exista el fútbol, las miserias televisadas de la gente y sólo vayan a la cárcel los pobres.

Que poco hemos cambiado en 300 años, nuestra clase política sigue siendo la troupe de cortesanos del siglo de oro, la iniciativa privada sigue siendo castigada, el dinero-o sea los bancos-siguen manteniendo a flote la ficción de la economía, mientras esta globalización que no para, sigue idolatrando el consumo desmesurado, como signo de éxito personal, la expectativa de que un golpe de suerte-enchufe-te coloque en la “pomada del poder”sin importar demasiado tus conocimientos, provoca que muchos advenedizos aspiren a colocarse para disfrutar “esta suerte de los tontos”.
A veces me pregunto si todo eso, no tendrá que ver con los valores y que hubiera pasado si en vez de alinearnos con la contrarreforma, hubiéramos seguido un camino más racional, en la linea calvinista o erasmiana, ya que algo tendrá que ver Dios, con nuestra forma de afrontar la vida, mucho me temo que aquí estamos habituados a esperar este golpe de suerte que nos evite trabajar, pensando que los verdaderamente idiotas son los que lo hacen, pagan impuestos y se preocupan de su comunidad, incluídos los animales, al contrario de los que piensan que a través de su esfuerzo y trabajo llegan a tener éxito en la vida, pues nada, en cualquier caso, te deseo que seas feliz.

 

 

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *