Category La Columna

harto ya de estar harto

Me gusta parodiar a Serrat no sólo porqué es de mi tierra y vecino de mi mujer y además ,me gusta porque reproduce siempre lo que muchos pensamos  y…..claro que estamos hartos y de verdad muy cansados y no sólo de estas barricadas que coloca el demonio  en nuestras calles  ni tampoco por las voces de injusticia que no se oyen porqué las apagan los gritos de esos incompetentes que tenemos como políticos , por mucho que se esfuercen en construir y gobernar desde un slogan electoral.

También estoy harto de esta gente que deshonra una profesión tan maravillosa como “ser notario de la actualidad” como definiría con orgullo Josemaria Garcia, contando verdades a medias, incendiando opiniones para provocar a gente pacífica y también invocando la mezquindad de sus patrones que a la vez son deudores de los políticos a los que sirven antes que a sus lectores , ignorando que la libertad se alimenta de verdades.

Me hartan hasta el infinito los mediocres que no lo saben,  los  tertulianos que creen saber pero tampoco saben y los que ignoran que presumir de saber es precisamente no saber nada.

Estoy aún más hartos de estos pseudoyuppies que expulsa la universidad con un papel timbrado y merodean por las empresas ocupando funciones que les vienen grandes, ninguneando a los auténticos creadores de riqueza, que no son aquellos “campeones” y expertos en lo suyo, pero que prefieren esconderse discretamente detrás de un mono azul,  porque saben que es mejor hacer que figurar.

Y por último estoy muy harto de que se ninguneen a las mujeres , que se les pongan tantas trabas para que puedan prosperar , que se malgaste en rescates bancarios vergonzosos los dineros de una clase jubilada que ha construido un país , con la esperanza y la creencia de que un dia existiría algo de justicia y  un poco más de vergüenza.

 

 

La vergüenza de las elecciones

Si en este país existiera un mínimo de vergüenza, es posible que esta columna sobrara, ni siquiera haría falta, porqué gente que sabe mucho más de todo eso ya se ocuparía de hacer sus comentarios político-sociales , aunque fuera para justificar su profesión.

Pero, al mismo tiempo, la gente de “a pie” , los que tenemos un minúsculo espacio en las redes para decir algo, supongo que tenemos también cierto derecho a desahogarnos. No nos atrevemos a decir !Basta! porque ésto sería una utopía demagógica, tampoco nos hace falta ser más peyorativos, porque la evidencia de lo que pasa  pone al descubierto todo esta vergüenza de la clase dirigente y absolutamente pasiva que caprichosamente vive a costa de todos los infelices como tú y yo que pagamos impuestos para que algo que pretende ser un estado y además de “derecho” , perdona la risa -menos mal que no salen las imágenes-, en que las personas, ciudadanos, súbditos o lo que quieran se supone que recibimos el beneficio de una gestión racional.

Recordáis aquel juego de las “sillas”, si hombre, aquel en que se quitaba una silla menos que la gente de a pie y al ton de la bocina todos corrían a sentarse , menos algún despistado que era eliminado , pues estamos jugando a ésto. Con una clase dirigente  francamente inútil, con jefes sin vocación absurdos y mediocres, incapaces de resolver los problemas reales del país, como el paro, los déficits de vivienda, las subvenciones irracionales, los  agravios entre comunidades, incluido Catalunya, claro, la mala gestión de la migración, los”manteros”,desajustes fiscales entre comunidades y de las pensiones ¿que pasa? y etcétera , etcétera , pues nada, que se dedican a “pelearse por la silla “¿Porqué?” pues, porqué esto representa una pasta, estamos hablando de un promedio de 50.000 “cucas” al año, poca broma y  ésto es con lo que nos quedamos todos.

Problemas? no hay problemas a resolver hablando, para éso está la ley y los jueces, será porqué les sobra tiempo, con casi un millón de sentencias pendientes, pues imagínese a los jueces resolviendo problemas políticos.

En mis tiempos de abogado, yo siempre decía “más vale un arreglo mediano que un buen pleito”, porqué al final el tema no es la norma sino la práctica y si no somos capaces de arreglar las reyertas negociando, hablando y razonando, siempre habrá alguien que pierde y al final…..rencor, venganza o como mínimo “mala leche” y así no vamos a ningún lado, me refiero a nosotros, a “ellos”, pues claro a ellos ya les va bien porqué son excusas para ir pasando los cuatro años y poder llegar a la jubilación, cierto que a veces se habla de valores e ideales” de boquilla , incluso alguno dimite del partido, pero nunca del sueldo y el puesto, faltaría mas.

Pues nada, amiga y amigo , aún renunciando a que nos manden propaganda electoral  (cuesta 54 millones) poca broma, y si conseguimos superar la maratón para borrarse del censo, superando la firma digital y todas las complicaciones digitales que nos han puesto, aunque más de 100.000 héroes ya han superado, pues lo inevitable  es que  10 días posteriores al día de los muertos ( por algo será) otra vez a votar, el que quiera claro y ¿para qué? pues para seguir igual, como diría G.T. di Lampedusa “cambiar para que nada cambie” en un pais de “listillos y borregos”, pues aquí el que no corre ,vuela . Mucha suerte querid@s.

 

 

Esto está que arde

Claro que hace calor, es que estamos en verano o no te habías dado cuenta? pero es que además la cosa está que arde, porque todo el mundo va a la suya y todo camina al revés, a los oligarcas sólo les preocupa tener más poder para acaparar todo, incluso la voluntad de la gente, o es que no te habías dado cuenta?

Quieren tu alma para arrebatarte tu capacidad de decidir, de ser libre, incluso de pensar. Te dicen dónde debes vivir, que debes comer, como vestirte y hasta lo que debes mirar y cuando llegue el 5 G, más control. Somos muy burros  y tan perezosos, que ni siquiera pensamos. De que ha servido tanta pedagogía, sino aprendimos nada, hemos regalado nuestros valores, nuestra conciencia y la vida

Somos tan insensatos , que nos cuentan que van a CONDENAR con multas de cientos de miles de euros a un barco, como el Open Arms, que se dedica a salvar vidas, repito SE VA A  MULTAR AL QUE SALVE LA VIDA DE OTRO ! y no hacemos nada.

No sé que pensáis amigas y amigos , pero cada día estoy más convencido de que el mal existe y que hemos perdido, no sólo aquellos principios que aprendimos en mi generación, algo como los valores, la ética, la conciencia y la responsabilidad y nos encontramos en el escenario del todo vale y rendimos culto supremo a la retórica de muchos vándalos y golfos disfrazados de políticos, financieros que actúan como soldados en un ejército dispuesto a someter al resto de los humanos.

Otro verano triste , con tasas de calor infernal-para irnos acostumbrando al infierno que se avecina- sin gobierno, pero sin suspensión de empleo y sueldo para esta gente que dicen representarnos y que no esperan otra cosa más que mantener el sillón para setiembre. Claro que hay contaminación, pero no sólo en las ciudades, será porqué el ambiente está viciado? Pues nada, vete a la playa o al monte y olvídate por unas semanas de tu mundo cotidiano, ama a tus hijos , pero más a tus nietos si los tienes porqué ellos aún tienen alguna posibilidad de cambiar alguna cosa y por favor no dejes de sonreir porqué sólo el humor puede hacernos un poco más lúcidos o quizás más ignorantes, pero más felices.

Sueños que se caen

Lo bueno y lo malo de los sueños está en la incerteza, igual que la vida misma. A todos los que nos gusta el fútbol, hace unas semanas descubrimos una vez más, la enorme grandeza del deporte, con la derrota en champions del Barça, a pesar de tenerlo todo a favor y como no,  la imposible victoria del Tothenham sueños de unos y pesadillas para otros, igual que esta “venda que se cayó” en otro gran espectáculo eurovisivo, donde mi pobre tocayo Miki  aprendió un poco más, mientras en el mismo acto mi admirada Madonna que fuera sueño erótico y brillante de un par de generaciones, pero que naufragó y desafinó a lo grande, llegando a bajar tres tonos que la situaban en el abismo de estos sueños que ya pasaron y no van a volver.

Y después de la resaca, seguimos regalando nuestra confianza a políticos que sin duda no la merecen y que acaban usando el poder que les regalamos para dejarnos un poco más desnudos y pobres cada dia que pasa, mientras la vergüenza parece pasar de largo en muchos tribunales que reparten una forma de justicia que pocos entienden y a menudo olvidando que la caridad y hasta la clemencia son el auténtico patrimonio de la grandeza.

Pero quizás los sueños que más me duelen son los de esta generación del milenio que deberá vivir en un mundo cada vez más ausente de humanidad, viciado por la tecnología y dirigido por mentores que decidieron subirse al sueño de los poderosos para completar a menudo su codicia y obviando su mediocridad, falsos profesionales  abrazados a dudosos masters que no son otra cosa que el pasaporte a una vida mercenaria, en la que no parece que exista un lugar para los valores y la ética.

Sin duda lo mejor de los sueños consiste en su fragilidad y la magia de poder alcanzarlos, ya que poco cuesta tenerlos y no hay ninguna discriminación; sueñan ricos y pobres, mujeres y hombre , niños y viejos y quizás hasta algunos animales que acostumbran a ser “mejores personas” que muchos salvajes que asímismo se llaman humanos, aunque nadie les reconoce como tales. Supongo que la única forma de mantener la contagiosa  esperanza  es la certeza de que por el momento seguimos siendo libres para soñar y además sale gratis.

Se nos fue Moncho

Para los que no lo habeis conocido, pues la verdad, lo siento porque os habeis perdido  una declaración permanente de amor, destilada con un gusto extraordinario por uno de los mejores intérpretes del bolero, de todos los tiempos y con esta fuerza única que sabía imprimir a las emociones regada por su sangre gitana.

Un homenaje muy humilde por mi parte

, pero necesario en unos momentos en que el mundo se ha vuelto tan loco por ser conocido a través de las redes sociales , que ha llegado a olvidar que lo más importante es convertirse en alguien que vale la pena conocer.

Quizás la única receta que no va a caducar , muy a pesar de esta revolución imparable del 4.0 y con tanta digitalización, sea precisamente el lenguaje del amor , porque sobrevivirá a los sueños que no llegarán nunca a construirse si no se han abonado con esta confianza , complicidad y volubilidad que sólo  podemos sentir cuando amamos.

De la misma manera que nadie va a sobrevivir a la muerte porque forma parte de la vida, la declaración de amor es lo único que nos hace humanos , todo lo demás son números , aritmética de lo imposible, convertida en “ebitas” , en listas imposibles de consejos de administración rendidas a algo que se denomina capital, pero que no tiene cabeza, ni piensa, ni limita más allá que el egoismo que contribuye a esclavizarnos.

Alguien puede concebir un liderazgo que no ame a las personas a las que inspira? o bien ¿donde esconde su carisma la digitalización? lo peor es que nos reconocemos en este mundo superficial e informatizado, en el que las estructuras y los valores se han desvanecido frente al poder del consumismo global y en el que  todo parece subliminado al único dios imposible que no es otro que internet, podemos vivir sin un abrazo, podemos ignorar las caricias pero no damos un paso sin un smart phone.

Y frente a todo éso, sólo nos queda escuchar las frases del alma envueltas en la música, como si fuera el mejor refugio para tomar aire y conseguir un poco de fuerza para enfrentarnos a la vida y aunque la sencillas frases de amor no sean más que un pequeño bálsamo, cuanto menos nos invitaran a cerrar los ojos y así poder imaginar que el mundo sería un camino mucho mejor cuando alguien nos ofrece la mano para recorrerlo juntos.

L´avia Tica

Es una casa rural, en la Vall d´Albaida, por tierras valencianas, he estado allí con mis amigos, ésos que se cuentan con los dedos de una mano, claro que sí ,con tres de ellos, unidos sólo  por 52 años de amistad, hoy nada dura tanto, sólo algunos compañeros de vida y claro está, algunas ilusiones y también estos  sueños a los que llegamos un poco tarde, pero sigo aferrado a este “carpe diem” que formalicé  el año pasado al llegar a  soixante-dix años,  naturalmente suena mejor en francés,¿ no?,  la verdad no se esconde, pero hay que llevarla con dignidad. Lo que escondemos son las frustaciones, esto sí y son algunas mejor ….. lo dejamos, pero desde mi página quiero confesaros que he vivido sólo lo necesario para reconocer la verdad a distancia y no puedo ocultar una enorme decepción por este mundo  que hemos construido, esencialmente desde nuestra generación, es cierto que no vivimos la guerra, pero nos tocaron las consecuencias, la dictadura y la esperanza. Cuantos sueños se construyeron aquellas navidades del 75 , incluso yo por mi trabajo en comunicación y marketing contribuí a divulgar la “famosa” Constitución y fuí co-autor de un Plan de comunicación, que consistía en viajar de pueblo a pueblo por toda Cataluña en una furgoneta en cuya puerta trasera montamos una pantalla y proyectábamos un audiovisual, la verdad es que era un invento muy didáctico, me tocó redactar el guión porque sabía algo de derecho y recuerdo que el discurso acababa en ………¨porque la Constitución es la carta magna de la libertad¨ que rimbombante y  que complicado resulta cuando la libertad tiene que funcionar a golpe de ley, Tácito decía que sólo los  países muy corruptos necesitan muchas leyes, quizás porqué con una buena educación en valores todo el mundo sabría convivir con los demás tratándonos simplemente de forma justa.

Después la historia nos va recordando aquello que  todos sufrimos, se desvaneció el primer gobierno de UCD, los socialistas acabaron siendo de derechas, desapareció el comunismo, nos pusieron un rey que debía ser el equilibrio-quizás por lo del funanbulismo- los políticos nos salieron corruptos o ineptos y este sueño de democracia auténtica, se quedó en los papeles  y la Constitución ahogada de  recursos y rehén para el  progreso  de una  estado, cuyos pueblos parecen  incapaces de comprenderse y entenderse.

Y todo eso a espaldas de ” l´avia Kika” y de todas las abuelas que dificilmente entenderían este mundo que nos hemos otorgado, al que le sobra información y le falta educación, exhultante de codicia y envidia y huérfano de respeto y admiración, a lo mejor se perdieron en el camino estos valores con los que crecimos en aquellos dias en que no hacía falta defender  ni manipular con las razones de cada uno, porqué la verdad no necesita demostrarse , igual que los amigos de siempre.

 

Maldito-poder

En estos dias en los que paradógicamente se cumple el cincuentenario de la muerte de Luther King y también de la proyección de 2.001 de Kubrick , que es el referente clave , por ahora de nuestro siglo,  me asombro todos los dias al comprobar, que en la misma medida en que avanza-es un decir- la digitalización, el supuesto progreso-por decirlo de alguna manera-, la tecnología  y etc . etc. , también de forma preocupante, está avanzando la falta de “liderazgo” y yo diría de capacidad o compromiso, de las clases dominantes, al servicio de los ciudadanos, me refiero a los gobernantes y excluyo los auténticos dueños de todo, los poderosos de verdad.

A menudo me da la impresión que estos grandes capitostes , que tienen toda “la pasta” y que salen en las listas del Forbes y cosas así, se han convencido de que en la misma medida en que ponen a más “inútiles ” en el poder , ellos deben ganar más dinero, porqué además este problema se esta escampando por toda la humanidad , veamos sino la complejidad de los personajes que tenemos en la mayoría de gobiernos, no digamos en este país  y que curiosamente contrasta con el extraño estoicismo de la población. ¿es que nos hemos vuelto imbéciles? al parecer la única clase que se rebela somos los que sufrimos las consecuencias de una postguerra civil-casi nada- ya que las generaciones nacidas a partir de los 60 ,creen que todo eso, es como el tebeo que les han explicado en el cine y parecen ignorar que el “poder” que ejercen sobre nosotros a través de la política, los medios o esta clase inútil, que se justifica legislando porque en el fondo no se fía de sus ciudadanos , pero que  sólo sirve a intereses de esta  economía que les conviene.

Pues sí, aquella gente que sufrió el  racionamiento, la exclusión internacional, sin importar el bando en que estabas, que sobrevivió trabajando mucho, muchísimo , a menudo más de 50 horas a la semana incluyendo los sábados y en mi caso durante 50 años  hasta la jubilación, nos convertimos en los únicos activistas serios, que denuncian un poco de racionalidad y una pensión justa y congruente con las necesidades vitales actuales, a todo esta gente le importa poco el 4K, las tablets , la moda y hasta el móbil, porqué casi nadie se comunica con ellos para preguntarles como se encuentran, pues sólo aspiran a mantener su salud y a vivir con cierta dignidad, todos y yo entre ellos, pensamos que estamos viviendo una mentira obscena, oculta bajo esta vida virtual  que tratan de vendernos, nosotros preferimos lo analógico, lo real como una sonrisa, una caricia o un abrazo humano, eso de todos los dias y como aspiración remota, la esperanza de que nuestro trabajo haya contribuído algo, a crear un mundo mejor para nuestros nietos.

Dia de la Mujer trabajadora

Es que se puede no ser feminista?

Estimada amiga: Nunca debes olvidar que los más valioso de tu vida, es aquello que haces cuando nadie te vé, aunque a menudo parece que estés en la sombra , siento que tu enciendes el sol cada mañana y con tu cariño y amistad , siempre das un rayo de luz a mi vida , porque sé que estás aquí.

Feliz dia de la mujer ¡!!

Nada-es-lo-que parece

O por lo menos, nada de lo que ocurre a nuestro alrededor parece predecible,ni las personas, ni los mecanismos de poder, ni mucho menos el tiempo, pasamos por un invierno loco, de la inundación, a la sequía más completa, si el deporte dignifica también se contradice, porqué mientras aparecen nuevas promesas, al final acaban dominando el cotarro los viejos héroes Federer, Carlos Sainz, incluso este Luck Skywalter, ya envejecido que es el símbolo de la resucitada Star Wars, no creo que todo se deba a la nostalgia con el vintage, sino simplemente que la presión de la innovación, provoca la caducidad antes de que  la gente se encariñe con algo.

No creo que todo eso sea malo, tampoco bueno, pues en esta huída hacia adelante y perdiendo tiempo con la gamificación al final, olvidaremos no sólo la infancia , sino el pueblo en el que nacimos o a qué se dedicaban nuestros padres, de la misma forma que se van olvidando muchos valores que aprendimos y enseñamos, como por ejemplo, comunicarse, escuchar, mirar, acariciar o simplemente poner la mente en blanco.

No sabemos a que sabe el viento, porque nos refugiamos ante la primera brisa y lo más aterrador será cuando la gente deje de enamorarse , porque sea incapaz de construir un castillo en el aire mientras se van improvisando los planes con esta fantasía mágica a la que llamamos imaginación.

Y cabrea mucho que no sólo caduquen los smartphones y los terminales digitales, que nos esforzamos por conseguir más agilidad en mensajes y más pixels en los retratos, simplemente para testimoniar a cada hora  nuestra presencia en la vida para a los demás y lo peor es que nos quedemos sin poetas y sin el tiempo para escucharlos, porque ellos podrían devolvernos con el aliento de sus palabras el recuerdo que os lleve a respirar de nuevo, que es el testimonio de sentirnos vivos.

Las-otras-guerras

Sobresaliente para el consumo, desde cualquier forma posible , llevamos años explicando que el auténtico poder del siglo XXI, es sin duda el económico-como casi siempre-pero gracias a la tecnologia, las redes ,internet y en especial la vulnerabilidad del comprador, poco preparado, desconocedor de sí mismo y manipulado por un marketing voraz y perverso empeñado en vaciar su bolsillo, vendiéndole todo lo que  no necesita para nada, está provocando la aparición de un tipo de cliente maniqueista y condenado al albedrío de las marcas y la volatilidad de las modas.

Y está guerra comercial, convive con las otras que el mundo tiene abiertas , como la guerra religiosa que no tiene nada de simbolismo ni de ficción, la guerra de la naturaleza, que está reaccionando ante tanto desmadre de polución , la extinción de selvas, el esquilmaje de los mares y por último la peor, la guerra de los valores , que llevamos perdida hace tiempo, especialmente en este pais.

La verdad es que antes teníamos amigos de verdad, con los que hablábamos y dicutíamos cara a cara, en vez de los otros de redes sociales, las familias acostumbrábamos a tener al menos una comida al dia todos juntos, en la que charlábamos y nos contábamos las cosas porque no teníamos un smartphone al lado para evitar hablar con nuestra gente.

A muchas personas les gustaba leer periódicos,  libros y hasta nos atrevíamos a contar historias, en vez de espiar la vida de advenedizos de nombres cautivos que no ofrecen mayor interés que la familiaridad con alguien más o menos conocido y que se mete en nuestras casa a través de un TV-escaparate con el único objetivo de distraernos.

Ya quedan pocos de estos deportistas  que luchan y se esfuerzan  por puro placer, vocación ó dignidad  y que pretenden demostrar sus capacidades y competencias más allá de los incentivos económicos .

La educación parecía bien estructurada, se premiaba el mérito por encima de la oportunidad o de los cupos, se pretendía una selectividad natural para acceder a los estudios universitarios  que exigían una preparación y una actitud que al menos justificara el gran  coste que representa para el contribuyente pagar la mayor parte de una carrera y se respetaba el oficio, el aprendizaje y la experiencia era la base para obtener una titulación y una maestría.

No se trata de reinvicar un antes o un después, simplemente porque son tiempos distintos, frutos de una evolución sin duda positiva, dicen por ahí, que esta generación Z es la “mejor preparada” y yo añado  para qué y en qué, o ¿es que les enseñamos a resistir la frustación, a ser sensibles con los demás y con el entorno, a respetar, a comunicarse mirando a los ojos? si hasta quieren eliminar de los curriculums de formación, la filosofía, que por lo menos enseñaba mínimamente a pensar; en fin,  parece que con tanta tecnología nos hemos olvidado de “ser” humanos y ser personas , que es algo más que aspirar simplemente a ser electores.