Vasallos y mediocres

Hoy, sin ir más lejos, miles de trabajadores de Barcelona, no han podido llegar a la hora a su lugar de trabajo, porqué la “desidia” la “incompetencia” y la despreocupación de la administración en este caso, en la gestión del Tren de Rodalias de Barcelona, no ha sido capaz de garantizar el transporte público sano y seguro en sus lineas, esta vez no han robado el cobre, ni hay avería, simplemente  un problema de humo en los túneles.

¿Y la causa? pues un incendio en unos escombros que utilizan algunos “sintecho” en una estación abandonada , la culpa, seguramente de nadie, aunque Renfe ha pedido disculpas, pero el hecho evidencia una vez más, de que vivimos en un país,  que no sabe donde va, que lógicamente no sabe gestionarse y que pone de manifiesto, que más allá de las “chulerías” de cientos de kilómetros de AVE, muchos de ellos sin ninguna justificación , que por muchos alardes en materia de hospitales o educación, los problemas de fondo y de estructura siguen siendo los mismos. ¿De que sirve tardar una hora menos para ir de Madrid a Zamora, si miles de personas no pueden recorrer una decena de kilómetros de cercanías para ir a trabajar? o ¿tener tanta infraestructura ferroviaria, si cualquier delincuente robando unos metros de cobre, puede parar una línea de transporte? ¿para que queremos un hospital con todos los adelantos, si hay colas de meses para operarse? y ¿tantas escuelas de alto nivel  subvencionadas, que cobran 1.000 euros al mes por alumno (las pagamos con nuestros impuestos, pero no podríamos llevar a nuestros hijos) , cuando miles de alumnos no tienen la oportunidad de aprender a partir de sus habilidades naturales , porque nadie se ha ocupado en primaria o secundaria de conocerlas  y dirigirlas?.

Lo malo es que la parte débil de la sociedad es la que sufre más por la ineficacia de líderes que realmente gestionen, no se puede hacer demagogia, con las cosas de comer, debería ser un delito jugar con la gente y mentir tanto. Estamos en un país que debe más que su Pib, pero que no tiene ningún problema en rodearse de instituciones que no sirven para nada y que desprecian la inteligencia de sus ciudadanos. Que poco aprendimos de la pasada dictadura y que lejos quedan los políticos de la transición, a menudo me pregunto porque no hay gente de talento en la gestión pública, quizás  la respuesta, sería que el talento y los valores necesitan desarrollarse en un entorno libre  y con sentido, y por desgracia el mundo de la política no es otra cosa que el tributo de vasallos mediocres al servicio de los cuatro años de mandato, de unas siglas o lo que es peor  del capital..

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *